Nuestro barco llegó a puerto. Después de siete años de lucha, trabajo y reivindicación, echamos la vista atrás y nos embarga la felicidad de haber conseguido nuestros objetivos.

Esta octava edición de Escena Mobile queremos que sea la edición de las personas. Tras una transición en 2013, este año volvemos con las ideas renovadas y con un espíritu emprendedor. Queremos salir a la calle y tomar el pulso, cercano y vivo, de la ciudad. La cultura es transmisora de emociones y alegría, enriquece el espíritu y alimenta el alma; nosotros queremos llegar a los corazones de nuestro público y brindarles la oportunidad de un contacto más cálido. Y en esta revolución que hemos orquestado estrenamos también nuevo hogar: el Teatro Alameda, que se convierte en cómplice en esta etapa.


La vida es diversidad, la cultura y el arte son diversidad; en las diferencias que aparentemente nos separan, nosotros hemos encontrado los puntos que nos unen y queremos compartirlos con el resto de personas que habitan esta ciudad. Nuestro programa está confeccionado esta edición con más alegría e ilusión que nunca y es que, a fin de cuentas…

Es el momento de iniciar una nueva travesía y queremos que nos acompañes.